Un espacio para el corazón

Una carta sincera a mis padres

¿Cuántas veces han reflexionado sobre lo mucho que sus padres les han dado a cambio de nada? Échenle un ojo a esta carta donde Miguel agradece lo mucho que sus papás han hecho por él.

Querido papá y mamá, escribo esta carta porque sentí la necesidad… necesitaba hacerles saber lo importante que son en mi vida. No tardaré mucho, seré breve, porque no hay suficientes palabras para describir cuánto estoy agradecido por todo lo que me han dado. Cabe decir que han sido y siempre serán las personas más importantes y que tienen un asiento de primera fila en mi corazón.

Mamá, tienes certeza, esperanza, sonrisa, amor, eres y serás el crayón que transformó los momentos grises de mi infancia y los coloreó con muchos colores como un arcoíris. Eres mi salvavidas cuando todo a mi alrededor parecía hundirse. Tus consejos, tus recomendaciones eran canciones que daban el ritmo correcto a mi alma, tus sabias palabras eran una colección de aforismos nunca publicados. Tú madre, me diste vida y cuidaste de mí como un ángel. Secaste mis lágrimas con tus manos delicadas, tranquilizándome y abrazándome. Solo bastaba con mirar tu rostro para entender que todo estaría arreglado, contigo a mi lado me sentía seguro. Ahora que crecí y será mi turno de hacerte una madre feliz, será mi turno de acompañarte de la mano y protegerte del tiempo que consume todo. Siempre te llevo en mi corazón, te amo mamá.

Papá, tu eres mi columna, la columna que sostiene mi vida. Me has visto llorar más que a nadie. Con tu gran corazón, secaste mis lágrimas y me diste la fuerza para seguir. Me has enseñado a nunca rendirme, a perseguir mis sueños, a luchar siempre y siento tu apoyo en las victorias, pero especialmente en las derrotas. Eres mi dulce almohada en la que descanso cuando estoy cansado, eres la pluma indeleble que formó mi personaje, eres el ángel guardián que Dios envió para velar por mí. Me hiciste crecer, caminaste a mi lado sin darme nunca la espalda, estás siempre presente en cada paso de mi vida haciéndome más fuerte, listo para enfrentar la adversidad de la vida. Gracias por todo papá, te amo.

Concluyó diciendo gracias de nuevo, nunca me cansaré de repetirlo, ustedes fueron dos padres maravillosos. Los amo y siempre los querré hoy como mañana, hasta la muerte. Porque ustedes son mis padres y siempre seré su hijo.

Con amor Miguel.

Comentarios

Comentarios

Carta a la madre de mi novio

Existen muchas historias donde nosotras, las novias, no podemos llevarnos bien (incluso tenemos grandes problemas) con las mamás de nuestros galanes. Yo la verdad, me considero afortunada.

Comentarios

Comentarios

Agradecimiento al hombre que me hizo madre a los 17 años

Quizá para muchas, el hecho de que esa persona que se creía especial se vaya pocos meses antes de ser madres, dejándolas solas, pudiese ser una experiencia traumática. A mí, ¡me hizo más fuerte!

Comentarios

Comentarios