Un espacio para el corazón

Tu vida fue la mejor parte de la mía

¿Recuerdas aquel amor de juventud que quedó grabado en tu memoria por las risas, los secretos y las aventuras (buenas o malas) que vivieron juntos, hasta que uno de los dos tuvo que partir?

En mi memoria siempre quedará grabado el primer día en que te vi. Tu cabello corto color negro, tu blusa negra con un raro estampado, tus jeans de mezclilla y tus botas negras. Pero lo que más llamó mi atención fueron esas hermosas pecas que adornaban de una manera fascinante tu cara, desde ese momento me di cuenta de que eras lo más hermoso que mis ojos jamás habían visto.

Conforme convivíamos te convertiste en la chica inteligente de la clase, todos se asombraban de tus talentos naturales, uno de ellos era dibujar, llevabas aquella carpeta color marrón contigo a todas partes y a todo aquel que se la mostrabas quedaba impresionado ante tu arte.
Pero nada, ni siquiera los mejores cuadros de los mejores pintores, nada absolutamente nada se comparaba contigo, mis ojos se fascinaban al tenerte cerca. Para mi entonces te convertiste en una de las siete maravillas del mundo y lo mejor de todo era que de todos los millones de personas que habitan la tierra solo pocos podían tener la suerte de apreciarte, entre esas personas afortunadas estaba yo.

Los días pasaron y tú seguías siendo para mí lo que el arte era para ti…lo más importante que podía tener. Me maravillaba Bernini, Miguel Ángel, Caravaggio, Sanzio pero después de conocerte la única que podía llegar a maravillarme eras tú, no solo por como eras, iba más allá de solo lo físico, tú esencia en sí me dejaba fascinado, esa loca admiración por el universo, decías que todos teníamos algo de él, para mí lo que más se asemejaba al universo eran esas pequeñas pecas color café que iluminaban tu rostro.

Las dificultades en mi casa no paraban, mi padre con problemas de alcoholismo y mi madre disimulando que no pasaba nada trabajando el día entero. De alguna manera el tenerte cerca, el poder charlar contigo, el simple acto de mirarte, hacía que me olvidará de todo, eras como un escape de la realidad, me dabas muchísima fuerza para seguir adelante.

Pasábamos los días juntos, estar enamorado es una de las mejores sensaciones que el ser humano puede experimentar, pero estar enamorado de ti fue de las cosas que solo suceden una vez en la vida. Estar enamorado de ti era estar en una montaña rusa de emociones con altas y bajas, me hacías reír, sufrir, sonreír, sorprenderme, maravillarme, me enseñabas cosas nuevas, experimentábamos juntos y lo mejor de todo era que me hacías vivir, me habías regresado la vida que creía perdida, tanto, que creo que las personas después de ti solo me harán sentir en un carrusel para niños.

Mi peor error fue pensar que teníamos la eternidad, cuando entré en razón el tiempo estaba jugando en mi contra, sabía que tú te irías a una universidad en Italia a perseguir tus sueños, entonces cada vez te veía menos y cuando no te veía, la realidad me golpeaba de una manera tan dolorosa, no solo era lidiar con los problemas en casa, era también lidiar con mis sentimientos, no tenía a quien contarle acerca de cómo me sentía, tenía que guardarme todo aquello que me dolía y mis padres no ayudaban en mucho.

Cuando menos me di cuenta el día tan esperado llegó, mientras esperábamos a que tu vuelo saliera, lo único que podía hacer era verte, intentaba detener el tiempo y al mirarte lo conseguía, intentaba convertir mis ojos en una cámara fotográfica y capturar cada movimiento, cada facción, cada lunar, tus pupilas, tus pestañas, intentaba que se convirtieran en millones de imágenes que nunca pudieran ser borradas y estoy completamente seguro de que esas postales se quedarán en mi para siempre o al menos hasta que el destino decida volver a juntarnos.

Te amé con locura, con cada célula de mi cuerpo, fueron los mejores años y estoy completamente seguro de que tú siempre serás una parte de mí. Cariño mío, tu vida fue la mejor parte de la mía.

Comentarios

Comentarios

Mamá, gracias por ser mi héroe

No se necesita esperar hasta el 10 mayo para agradecer a mamá todo lo que cada día hace por nosotros. Aquí te compartimos las líneas que una amiga confidente escribió para darle gracias.

Comentarios

Comentarios

Así es como te enamoras

¿Te has puesto a pensar cómo es el proceso de enamoramiento desde que alguien te flecha y quieres pasar tiempo con ella hasta que te decides a dar el siguiente paso buscando un sí o un no?

Comentarios

Comentarios