Un espacio para el corazón

dolor

Presintiendote

Tengo la intuición de haberte conocido, si no en otro planeta, quizás en otra edad; parece que al mirarte en ti he reconocido la castidad que busco porque te he presentido, soñando te promesa o acaso hecha deidad.