Un espacio para el corazón

decisiones

La felicidad esta en la comprensión no en la edad

El drama de la infancia mexicana, fue también mi drama infantil. Al lado de mi madre, sin el apoyo ni asistencia del padre, sobrevivíamos de milagro. Es un milagro que se produce miles y miles de veces en nuestra tierra, desgraciadamente. Sin embargo, mi madre sin ahorrar esfuerzo alguno, trabajando como una bestia de carga, me proporcionó la educación e instrucción necesarias para que me enfrentara a los problemas de la vida en las mejores condiciones posibles a nuestro alcance.