Un espacio para el corazón

Un agradecimiento a los abuelos de mis hijos

¿Qué sería de la vida sin esos personajes que, lejos de poner algún pretexto, siempre están dispuestos a cuidar, aconsejar con su sabiduría y a consentir a todos y cada uno de sus nietos?

Si la sinceridad fuera una persona, sería un niño

Un dicho afirma que “los niños siempre dicen la verdad”. Y esto, efectivamente, es real. Cuando un pequeño siente algo, lo expresa de manera sincera, tanto, que hasta puede dejar lecciones.

Si vamos a ser “solo amigos” debes dejarme ir

¿Qué pasa cuando una de las dos partes se da cuenta de que, aunque adore a la otra y la convivencia sea increíble, nunca se abandonará la friend zone? ¡Aquí la historia de María!

Un hermano de verdad

Cuando murió mi madre, tuve que ir a vivir con mi madrina quien tenía un hijo dos años mayor que yo. Siempre vi el cariño de mi “hermano” como algo irreal y por lo mismo, fui grosero, hasta que…

Por desconfianza caí en la trampa

¿Cuántas veces se han equivocado (incluso perdido al amor de su vida) por no tener confianza en el ser amado? Éste es el testimonio de un arrepentido esposo que parecía tenerlo todo, hasta que…

Las pérdidas emocionales. ¿Cómo manejar la tristeza en el duelo?

Tras acontecimientos trágicos, como un duelo emocional, pasados los días y después de los primeros sentimientos de confusión, de miedo, de ira o de frustración… una de las emociones que termina por instalarse en cualquiera de nosotros es… la tristeza. Experimentar el duelo emocional, por la muerte de un ser querido, una ruptura de pareja, un abandono o una partida no deseada… en definitiva vivir la experiencia de una pérdida emocional, es sobretodo sentir de un modo profundo la tristeza.

La fuerza de la mujer (o cómo admiro a mi abuela)

¿Ustedes se han puesto a pensar, con verdadera seriedad, a qué mujer admiran más (por encima de las demás)? Yo no había reparado en ello hasta que, repentinamente, pensé en mi abuela.

Carta de amor

A pesar de la distancia que nos separa, tu imagen no ha sido borrada de mi mente ni tu recuerdo de mi alma. Ha transcurrido tanto tiempo que para mí, ha sido y sigue siendo interminable.

Presintiendote

Tengo la intuición de haberte conocido, si no en otro planeta, quizás en otra edad; parece que al mirarte en ti he reconocido la castidad que busco porque te he presentido, soñando te promesa o acaso hecha deidad.

¿Y qué tal si me perdono?

Frente al espejo, me descubrí alzándome la ceja como siempre, entonces me dije a mi misma; ¡Ya estuvo bueno de ser tan dura! y qué lo mejor era simplemente. Perdonarme.

La satisfacción de ser madre

Para toda mujer que sabe ser madre, no significa ningún sacrificio criar a sus hijos, al contrario, es para ella uno de los mayores encantos de su vida, atenderlos, cuidarlos y trabajar para que se vayan desarrollando.