Un espacio para el corazón

La verdad sobre el alma gemela: no tiene que ser un amante

Gran parte de mi vida me enganché con la idea de que mi alma gemela tenía que ser mi amante. Después de muchas reflexiones creo que lo que debemos buscar es una: “Llama gemela”.

Durante mucho tiempo me enganché con la necesidad de que mi pareja romántica tenía que ser mi alma gemela. Si bien creo que un alma gemela es un vínculo irrompible que es tu hogar, lo importante es que la pareja de tu alma puede ser cualquiera. No necesariamente tiene que ser tu pareja; también puede ser tu mejor amigo.

Además, creo que, en esta vida, podemos tener más de un alma gemela. En cada relación que encontramos, se nos enseñan nuevas formas de amarnos y valorarnos mutuamente, se nos brinda una guía a través de cuestiones emocionales y espirituales, e incluso se nos proporciona una nueva perspectiva de la vida. Ya sea un amigo cercano o un amante, creo que varias personas pueden satisfacer ese tipo de conexión y cumplir esos propósitos.

Pero hay que olvidarnos de encontrar un alma gemela, lo que debemos es buscar una “llama gemela”. Sobre mi investigación sobre la realidad de las almas gemelas, aprendí un nuevo concepto. Puedo tener una conexión mucho más profunda que un alma gemela: una llama gemela.

“Las Llamas Gemelas son muy diferentes y muy raras. Las Llamas Gemelas son dos personas en dos cuerpos separados que comparten la misma Alma. Las Llamas Gemelas se encuentran en su primera encarnación para que recuerden la frecuencia del alma del otro ser, reunidos en su última vez en este planeta. Si las llamas gemelas se encuentran antes de que estén listos, pueden ser totalmente opuestos y nada compatibles. Pero cuando las llamas gemelas se encuentran y están listas la una para la otra, “es la experiencia más agradable posible en la Tierra”, dijo Arianni Masters.

¿La diferencia entre un alma gemela y una llama gemela? Puedes tener muchas almas gemelas pero solo tienes una llama gemela. Tu llama gemela es un raro tipo de amor; lleva la otra mitad de tu alma y se considera tu espejo.

“De acuerdo con la mitología de las llamas gemelas, en el comienzo de los tiempos fuimos creados a partir de una fuente que se dividió en unidades cada vez más pequeñas hasta dos almas (y en raras ocasiones, mitades de un alma) que viajarían a la Tierra para aprender y experimentar la dualidad. Reencarnarían durante vidas con este anhelo mutuo”.

¿Quién no querría este tipo de intensidad en una relación? Este tipo de amor es la última encarnación del yin y el yang. Es alguien con quien te sientes atraído con vehemencia, porque incluso si estás separado de [email protected] por un periodo de tiempo, encontrarás el camino de regreso a [email protected] Y cuando estás separado puede lastimar física y mentalmente a los dos. Sin embargo, cuando están juntos, el crecimiento que experimentan y las lecciones que aprenden vienen con una increíble cantidad de pasión; puede ser casi curativo.

Y tú, ¿crees entonces que puedes tener no un alma gemela, sino una llama gemela?

Comentarios

Comentarios

Unas palabras a quien nos dejó demasiado pronto

Hay veces que no es fácil olvidar a quien ya “se nos adelantó en el camino”. Checa esta emotiva carta de una de nuestras confidentes pasadas las fiestas de Día de Muertos en México.

Comentarios

Comentarios

Una carta al primer amor

¿Nunca han sentido ganas de escribirle a esa persona que, por los grandes momentos vividos y las experiencias, se convirtió en su primer gran amor? Aquí las palabras de una de nuestras confidentes.

Comentarios

Comentarios