Un espacio para el corazón

Carta a la madre de mi novio

Existen muchas historias donde nosotras, las novias, no podemos llevarnos bien (incluso tenemos grandes problemas) con las mamás de nuestros galanes. Yo la verdad, me considero afortunada.

Un simple gracias no es suficiente. Su hijo y yo hemos estado saliendo hace un tiempo y solo quería agradecerle por todo.

Wow, ¿por dónde empiezo? Desde el día en que su hijo me trajo a su casa, no me ha mostrado nada más que amabilidad. No tengo un solo pensamiento negativo sobre usted y estoy realmente agradecida por eso.

En primer lugar, quiero agradecerles (a ambos) por recibirme con los brazos abiertos. Hay historias de horror de madres que se resienten con las novias de sus hijos y me siento bendecida de que no haya aquí resentimiento ni sentimientos ásperos.

Gracias por tratarme como a uno de sus hijos, con mucho amor, pero sabiendo exactamente cuáles son mis límites e inquietudes.

Gracias por defenderme cuando su hijo se burla de mí, aunque sé que es divertido, siempre es reconfortante saber que uno tiene a alguien a su lado.

Gracias por criar a un hombre que respeta a las mujeres y sabe cómo responsabilizarse de los errores y no a un niño que es inmaduro y no se hace responsable.

Gracias por incluirme siempre en los asuntos familiares, puede que no sea una familiar de sangre, pero hace todo lo que puede para asegurarse de que me sienta como si lo fuera.

Gracias por dejarme hacer recuerdos con su familia.
No hay nada que valore más en este mundo que los recuerdos con amigos y familiares y estoy agradecida de que quiera y esté dispuesta a incluirme en los suyos.

Lo más importante por lo que tengo que agradecerle es por confiarme a tu hijo. Sé lo precioso y valioso que es y no romperé su corazón. Haré todo lo que pueda para hacerlo feliz. Esto significa más de lo que pueda imaginar y le prometo que nunca romperé su confianza.

La segunda cosa más importante por la que debo agradecerle es por aceptarme por lo que soy. Nunca jamás habría deseado que me viera como a otra chica o que actuara como otra mujer. Simplemente me ama y cuida de mí y eso es más de lo que pueda pedir. Cada persona en este mundo es una única y diferente y me significa mucho que usted lo entienda así para conmigo.

La tercera cosa más importante que debo agradecer es enseñarme cómo (en el futuro) un día pueda tratar a la novia potencial de uno de mis hijos. No soy una madre, pero un día planeo serlo y, si alguna vez tengo un hijo, gracias a la forma en que usted me trata, puedo ser una madre humilde y amorosa con esa nueva cara que algún día podría entrar por mi puerta. La forma en que me ha tratado me ha enseñado cómo debería ser algún día en el futuro y le agradezco por eso.

Todo es demasiado e incluso las pequeñas cosas son tan importantes, así que prometo que mis pensamientos dispersos tienen buenas intenciones y no están destinados a bombardearle. Solo quiero transmitirle la idea de que usted es importante y especial para mí y que todo lo que hace no pasa inadvertido para mí.

Sinceramente,
La novia de su hijo

Comentarios

Comentarios

Agradecimiento al hombre que me hizo madre a los 17 años

Quizá para muchas, el hecho de que esa persona que se creía especial se vaya pocos meses antes de ser madres, dejándolas solas, pudiese ser una experiencia traumática. A mí, ¡me hizo más fuerte!

Comentarios

Comentarios

¿Se puede realmente superar una pérdida?

¿Has tenido la pérdida de algún ser querido recientemente? ¿Lo has logrado superar o estás en ese proceso? Échale un ojo a nuestra historia de esta semana y aprende a lidiar con esa terrible pena.

Comentarios

Comentarios